Ya los antiguos egipcios, hace más de 6000 años, usaban pendientes. Su uso durante muchos años fue generalizado tanto para hombres como para mujeres, y daban un tono místico y que decorativo.

Sin duda, estamos ante la joya que quizás menos haya evolucionado a lo largo de los siglos y que siempre ha estado de moda desde su aparición en Egipto. En nuestro país, prácticamente lo primero que se hace a una niña recién nacida es ponerle unos pendientes.

Os contamos hoy los distintos tipos de cierres de los pendientes. Si bien es la parte no estética de un pendiente, el cierre es una parte importantísima pues es la que ancla el pendiente a nuestra oreja.

TIPOS DE CIERRES DE PENDIENTES

  1. Cierre a presión. Este es el cierre más usado en joyería y la forma de mariposa es la más habitual.  En ocasiones, el cierre pierde algo de presión y es conveniente llevar el pendiente a taller de joyería para ajustar la presión.
  1. Cierre omega. Este cierre es el ideal para pendientes de gran tamaño y que necesitan más espacio de anclado. La presión en este tipo de cierre debe regularse a gusto del usuario, para evitar molestias en la oreja.
  1. Cierre ballestilla. Es cierre usado sobre todo para pendientes que cuelgan en la oreja. No suelen ser muy habituales en la actualidad.
  1. Cierre de aro africano. Este cierre es el ideal y más utilizado en pendientes de aro.

El precio del pendiente no suele variar por el tipo de cierre que tenga. Es una cuestión estética o de comodidad lo que hace que nos decantemos por un cierre u otro.

Hablar de pendientes, es hablar de oro o plata casi en exclusiva. Descubre en nuestro anterior blog, tips para una buena elección.En JOYERÍA ESMERALDA te invitamos a que visites nuestra sección de pendientes y poder descubrir los mejores pendientes de Calpe.

Usamos cookies para mejorar la experiencia de usuario. Navegando, estás aceptando nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Call Now ButtonLlámanos