Puede que no lo sepas, pero no todas las pilas son iguales y, por lo tanto, elegir una de mala calidad puede ocasionar la destrucción del mecanismo de los relojes. Para minimizar en la medida de lo posible este riesgo, te proponemos unos sencillos consejos con los que alargarás de forma considerable la vida de tu reloj. Presta mucha atención.

¿Qué hacer para alargar la vida de nuestros relojes?

  • No dejes la pila dentro del reloj aunque no funcione, ya que continúan produciéndose reacciones químicas en su interior y puede desprender ácido muy corrosivo.
  • Ve a un taller de confianza para que realicen el cambio, no importa si tienes que estar unas horas sin reloj, los beneficios merecen la pena.
  • Sustituye la pila aunque no esté gastada cada 24 meses como máximo para evitar el deterioro y, si es posible, solicita que sea de óxido de plata de buena calidad.
  • No dejes los relojes cerca de fuentes que irradien calor ni bajo la exposición solar, y mucho menos en verano. Si esto ocurre, el calentamiento del gel de la pila generará unos gases que pueden producir la fisura de la carcasa, provocando que se derrame sobre todo el mecanismo.
  • Si no piensas utilizar tu reloj durante unos años, lo ideal es que acudas a un centro especializado y le retiren la pila.
  • No ahorres en una pila que no te costará más de 7€ cuando una reparación está por encima de los 20€, está claro qué es lo más eocnómico.
  • No guardes nunca tu reloj con la corona hacia afuera, algunas personas creen que de esta forma no gastan energía, pero son muy pocos los relojes que dejan de transmitir energía de este modo.

Los daños ocasionados por una pila de baja calidad también generarán deterioros en la esfera, la caja y la tapa del reloj y, según pase más tiempo la pila dentro del reloj, los daños serán cada vez mayores. Ven a visitarnos y te pondremos tu pila de calidad.

Usamos cookies para mejorar la experiencia de usuario. Navegando, estás aceptando nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Call Now ButtonLlámanos